Puebla, con el peor registro de empleo asegurado en doce meses

Entierran "charrismo" sindical, pero dejan intacto outsourcing

Con 417 votos a favor, 29 abstenciones y uno en contra, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general, el dictamen que reforma la Ley Laboral, que abre la puerta a la democracia en la elección de las dirigencias obreras a través del voto libre, secreto y directo, pero dejó fuera el outsourcing.

Con mil 110 artículos y 28 Transitorios, a esta ley se le modifican 535 artículos, con lo que se busca responder a los compromisos contraídos en el Capítulo Laboral del T-MEC, que pide representatividad de trabajadores en la negociación colectiva y la ratificación del Convenio 98 de la OIT.

La reforma establece la libertad de asociación sindical y negociación colectiva, así como la creación de tribunales laborales que dependan del Poder Judicial, entre otros cambios.

El presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, Manuel de Jesús Baldenebro Arredondo consideró que el actual sistema de justicia laboral tripartita se utiliza como mecanismo formal de negociación, o en el peor de los casos, como herramienta de extorsión que pueden manifestar algunos abogados, despachos, sindicatos blancos, patrones o los mismos servidores públicos en las juntas de conciliación.

Al presentar el dictamen de decreto, sostuvo que quedarán eliminadas las juntas de Conciliación y Arbitraje para crear los Tribunales Laborales que formarán parte de los poderes Judicial federal y estatales, respectivamente.

Además, se crea el Fondo del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral para atender lo relativo a los contratos colectivos y asociaciones sindicales.

 

A decir de los legisladores, la reforma representa algunos beneficios en materia de voto libre, personal y secreto de los agremiados, la elección y diligencias.

A pesar de que Napoleón Gómez Urrutia, presidente de la comisión del trabajo en la Cámara de Senadores, dijo a principios de año que buscaría que esta reforma contemplara las leyes secundarias que incluyera controles a la contratación a través de terceras empresas, también conocido como outsourcing, el dictamen de reforma laboral aprobado este jueves dejó intacto el tema, por lo que se queda igual que la última reforma promovida por Felipe Calderón.

 

 

Please publish modules in offcanvas position.